El derecho de tanteo y retracto en una oficina alquilada