¿Tengo que ver a los clientes siempre en mi oficina o en la suya?