El buen humor en el trabajo, un potenciador de la productividad