Conociendo al verdadero jefe de las empresas: los clientes